Noticias

LAP adjudicó el diseño, construcción y operación de nueva planta de combustible de aviación a Exolum

  • El proyecto LIMFuel, que comprende un nuevo sistema de combustible con una nueva Planta de combustible y un nuevo sistema de hidrantes, tendrá una inversión estimada de aproximadamente USD 80 millones hasta el 2025.

 

Callao, 15 de marzo de 2022. Lima Airport Partners (LAP), concesionaria del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, después de un exhaustivo proceso de licitación seleccionó a Exolum S.A. (antes CLH Aviación) como un socio de largo plazo para implementar el proyecto LIMFuel, el cual consiste en diseñar, construir, operar y mantener el nuevo sistema de combustible de aviación en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez. Este proyecto tiene una inversión de más de $80M hasta el 2025, construyendo una nueva planta de combustible como parte del Proyecto de Ampliación del aeropuerto.
“Exolum, es una de las más grandes empresas internacionales en servicios de almacenamiento, distribución y puesta a bordo en aeronaves de combustibles de aviación, con más de 40 años de experiencia en la industria y reconocida en Europa por sus operaciones en aeropuertos de España, Dublín y con experiencia en el mercado latinoamericano por sus operaciones en Panamá y Guayaquil”, sostuvo Juan José Salmón, Gerente General de LAP.
Esta moderna infraestructura será construida y operada por profesionales expertos, cumpliendo los estándares de niveles de servicio exigidos por la industria, siendo Exolum miembro activo de IATA, ACI, ALTA y JIG. Tendrá un área de 51,000 m2, casi 4 veces más grande que la planta actual, que tiene 13,000 m2.  Durante la construcción del Proyecto de Ampliación, la red de hidrantes tendrá la capacidad de atender las necesidades operacionales, del nuevo terminal de pasajeros y el actual hasta migrar a un solo terminal.
Según explicó Iván Saco, Commercial Aviation Lead de Exolum, la inversión aproximada ascenderá a más de $80M en su primera fase con la previsión de poner en marcha las nuevas infraestructuras de forma escalonada hasta el 2041. De este modo la ingeniería para las obras de ampliación de la capacidad de la planta, la construcción de una nueva red de hidrantes y su conexión con el sistema actual ya se han iniciado y estará operativa en el 2025, agregó.
“Exolum invierte en investigación y desarrollo y tiene experiencia en el manejo de combustible SAF (Sustainable Aviation Fuel), con capacidad de implementarlo en LIM a la vanguardia de las tendencias del mercado.  Además, ofrece una propuesta sostenible para el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, en términos de protección y cuidado del medio ambiente, con la incorporación de una flota de equipos especializados de nueva tecnología para lograr la reducción de emisiones de CO2, además de otras iniciativas”, informó Juan José Salmón, CEO de LAP.

 

 

La infraestructura y la ubicación de la nueva planta de combustible contarán con las facilidades necesarias para garantizar las condiciones de recepción del combustible tanto a través de camiones cisterna, como en un futuro, a través de tuberías dedicadas, lo que generaría diversos beneficios en el segundo escenario. En este sentido, esperamos contar con la iniciativa de los comercializadores de combustible para migrar a esta forma a la recepción del combustible los beneficios que ello representa. 
Esta iniciativa está alineada con la tendencia de la industria que busca reducir las emisiones al reemplazando progresivamente la flota con aeronaves de nueva tecnología como los A320-Neo (Airbus), que generan 20% menos emisiones.

¿Cómo beneficiará la nueva planta de combustible al ciudadano de a pie?
Según lo informó, entre los principales beneficios que traería la recepción del combustible por ducto son:

  • La reducción de la congestión vehicular en las proximidades del aeropuerto, eliminando la circulación de más de 100 camiones-cisterna por día.
  • Reducción de la contaminación ambiental y las emisiones que generan los camiones-cisterna.
  • Minimizar la posibilidad de accidentes, derrames o incendios en la vía pública.
  • Aumentar la eficiencia, seguridad y confiabilidad de la cadena de suministro de combustible al aeropuerto.

 
Finalmente, cabe mencionar que LAP viene trabajando coordinadamente con las diferentes autoridades competentes del gobierno, quienes juegan un papel crucial para el éxito de la puesta en marcha de este moderno proyecto que beneficiará no solo a la comunidad aeroportuaria del Jorge Chávez, sino también a la ciudadanía en general. LAP se compromete a trabajar activamente con todas las partes interesadas, las compañías aéreas y los representantes del sector para garantizar que el proyecto LIMFuel se integre en el plan operativo del AIJCH en el 2025 con los mejores estándares de la industria aeroportuaria.

 

Noticias relacionadas